Se pinchó con una jeringa con sangre y tendrá que hacerse estudios por un año

Un recolector de residuos estaba juntando la basura y dentro de una bolsa había una jeringa con sangre suelta.

“Tengo mucha bronca”, reconoció Maximiliano Boria, un recolector de residuos de la empresa 9 de Julio de Mar del Plata, tras un corte en una de sus manos debido a que en una bolsa había una jeringa con sangre suelta y él se pinchó.

Boria contó a La Capital que deberá tomar medicación y someterse a estudios durante un año e instó a los marplatenses a tomar conciencia sobre cómo se descarta este tipo de residuos patológicos.

Lo ocurrido desató la indignación del recolector, debido a que lo que provocó la herida no fue cualquier material cortante, sino una jeringa con sangre desechada sin precaución alguna en el interior de una bolsa de residuos.

“Hoy me tocó a mí”, dijo quien después de haber tomado conocimiento de siniestros parecidos a compañeros de la ciudad y otras partes del país terminó en el hospital a causa de la herida provocada por una jeringa con sangre desechada. Ahora, deberá someterse por un año a distintos estudios médicos.

El trabajador de la 9 de Julio advirtió también que “no es una jeringa común, sino que está llena de sangre de ‘anda a saber quien’, sin saber su uso”.

“Tengo mucha bronca porque gracias a esa gente tengo que empezar a tomar pastillas de todo tipo y me tengo que someter a análisis de sangre por un año”, indicó Maximiliano, quien visibilizó lo que le ocurrió a través de las redes sociales para instar a los vecinos de Mar del Plata a tomar conciencia de “los daños que pueden producirle al recolector tirando agujas de este tipo o vidrios sueltos”.

Maximiliano ya inició su tratamiento. Para evitar que esto se repita y lastime a otros recolectores, dijo: “Piensen que nosotros también tenemos una vida después del trabajo”. 

Te puede interesar  Como estara el clima este lunes 26 de Marzo del 2018

Seguinos en:

Compartir Facebook
Compartir Twitter

Mas noticias

Promocionado!